¡Regístrese gratis!

Regístrese gratis y explora perfiles interesantes

Llámenos: 0049 (0)40 / 87976140 | Lu., Mier. + Vier. 10:00 - 14:00 hrs, Mar. + Juev. 14:00 - 18:00 hrs | info@granny-aupair.com

Abuela sustituta

Abuela sustituta

Preguntas y respuestas

¿Cómo funciona Granny Aupair? En  la pestaña “Preguntas más frecuentes” encontrará la respuesta.

 

¿Cómo consigo una granny?

Para encontrar una granny, solo hay que dar tres pasos. Y así se hace:

  1. ¡Regístrese gratis!
    Ahora puede acceder a la zona restringida y ver, sin compromiso,  las ofertas de nuestras grannys.
     
  2. ¡Hágase socio!
    En cuanto hayamos recibido su cuota de socio, podrá disfrutar de todas la ventajas del servicio Granny Aupair.
     
  3. Encuentre su ángel de la guarda
    Como socio de Granny Aupair podrá contactar con las grannys. Nuestras grannys también podrán ver su perfil y ponerse en contacto con usted. Usted decide quién accede a sus datos de contacto. Escriba, o hable por teléfono o por Skype exhaustivamente con las grannys que quiera acoger en su casa. ¿Hay química? ¡Pues entonces pronto se sumará a su familia o a su proyecto una abuela eventual o temporal!

 

¿Se hace un contrato?

Granny Aupair pone en contacto a personas en todo el mundo. El acuerdo que se establezca entre usted y la granny es personal y se cierra sin que haya un contrato formal que conlleve obligaciones legales. Si la química no funciona, la granny tiene entera libertad para marcharse cuando quiera. De igual manera, usted puede pedir a la granny que ponga fin a su estancia.

 

¿Cuánto cuesta conseguir una granny?

Al registrarse gratuitamente ya puede ver todas las ofertas, con toda tranquilidad y tantas veces como quiera. Cuando encuentre una oferta atractiva, será el momento de aprovechar nuestro servicio en su totalidad haciéndose socio.

Puede elegir entre:

  • 3 meses por un único pago  de 179,70 € (corresponde a 59,90 € al mes)
  • 6 meses por un único pago de 239,40 € (corresponde a 39,90 € al mes)
  • 12 meses por un único pago de 358,80 € (corresponde a 29,90 € al mes)

Nuestras tarifas por tramos temporales les garantizan a usted y a nuestras familias un servicio óptimo y la seguridad de que sus datos no caerán en las manos equivocadas. En nuestra página solo encontrará ofertas serias.

 

¿Cuánto tendremos que pagar a la granny?

En principio, no se contempla pago alguno. El concepto de aupair se basa en la reciprocidad. No somos una agencia de colocación y nuestro principal objetivo es facilitar el intercambio cultural y la acogida de la granny en el seno de una familia. Si usted decidiese dar a la granny un dinero de bolsillo, o la propia granny considerase que su colaboración merece un honorario, tendrá que aclararlo con ella y llegar a un acuerdo individual.

 

¿Y si no encajamos?

Le recomendamos que se comunique exhaustivamente con su candidata a granny para recabar sobre ella toda la información posible. Esto le dará pistas para saber si podrían encajar. También una breve visita antes de iniciar la estancia como aupair puede ayudarles a conocerse mejor y averiguar si hay sintonía. Si en el curso de la estancia usted o la granny descubren que no han acertado con su elección, le ofrecemos la posibilidad de encontrar una nueva granny mientras su afiliación siga vigente.

 

¿Cuánto tiempo puede quedarse una grannny con nosotros?

La duración de la estancia dependerá de lo acordado entre la granny y usted. Pero recuerde que para la granny se trata de un viaje de turismo privado y por lo tanto estará sujeta a la leyes de visado e inmigracion de cada país. La mayoría de nuestas grannys prefieren una estancia de entre 2 y 12 meses. Advertencia: Desafortunadamente, nuestras abuelitas no pueden ingresar oficialmente al país como aupairs, pues las leyes de aupair están limitadas según la edad. Las visas de aupair solo están disponibles para mujeres de hasta 28 años de edad, aproximadamente. Desde la fundación de Granny Aupair en el año 2010 hemos estado luchando por un cambio en los límites de edad para las aupairs; ya hemos hecho varias presentaciones sobre este asunto en diversas autoridades e instituciones, tanto nacionales como internacionales. Lastimosamente, las autoridades no han visto hasta ahora ninguna necesidad de actuar. También hemos contactado a diversos medios con este asunto. El periódico australiano Couriermail, a quien concedimos una entrevista, ha abordado esta problemática. Sinceramente deseamos que por fin se ponga en marcha algún tipo de acción contra estas leyes discriminatorias por edad y ya bastante anticuadas (¡estas leyes, por lo general, son de los años sesenta!).

 

¿Qué podemos pedirle a una granny?

Nuestras grannies presentan muchas ventajas con respecto a las aupairs jóvenes: tienen experiencia, la mayoría ha criado hijos, son versadas amas de casa, conocen sus puntos fuertes y sus limitaciones, y son responsables y fiables. ¡Tendrá la certeza de que sus hijos están en buenas manos! Una granny debe ser recibida en la familia como un miembro más, como una abuela temporal, no como una asistenta de bajo coste. No se pueden pedir a la granny ocho horas diarias de duro trabajo –como tampoco se lo pediríamos a nuestra propia madre. La granny, por ejemplo, puede echar  una mano con las tareas del hogar, o cuidar de los niños y hablarles en su lengua materna, o ayudarles con los deberes, o preparar la comida, o llevar o recoger a los niños de la guardería o del colegio. Pero una granny también puede encajar como acompañante en una familia donde no haya niños: para dar conversación o para realizar junto con ella actividades de ocio o culturales.

 

La granny, ¿tendrá días libres?

La granny deberá disponer del suficiente tiempo libre para emplearlo en lo que ella quiera.

 

¿Quiénes son las grannys?

Nuestras grannys son mujeres hechas y derechas que han trabajado -o incluso trabajan todavía-, por ejemplo, de profesoras, asistentes de vuelo, educadoras, secretarias o enfermeras. Tienen entre 45 y 75 años de edad, son activas y tienen inquietudes. Se interesan mucho por las actividades útiles e interesantes, desean conocer otras culturas y otros usos y costumbres, así como profundizar en el conocimiento de un idioma. Prefieren un entorno familiar porque quizá no tengan nietos propios, o porque vivan lejos de ellos.  Para muchas grannies, una estancia como aupair significa hacer realidad el sueño de su vida, y por ello lleva asociada esperanzas y anhelos. A cierta edad, dar ese paso requiere mucho valor y a veces no resulta nada fácil. Las grannys piden a su nuevo entorno reconocimiento y aprecio. Por nuestra parte, les deseamos que su valor se vea recompensado y que sean recibidas con cariño y compresión.

 

¿Disponen de referencias sobre las grannys?

Al igual que las familias, nuestras grannys elaboran un perfil muy detallado de si mismas y suben fotos suyas. Ambas partes avalan con su firma que la información y los datos que han dado sobre si mismas son ciertos. Con nuestra cuota de socio aseguramos indirectamente que en nuestra base de datos sólo entren ofertas serias. Desgraciadamente, no podemos ir más allá. Por eso recomendamos que previamente se comuniquen con la granmny de forma exhaustiva por correo electrónico, teléfono o Skype. Y dentro de Europa cabe la posibilidad, si ambas partes lo desean, de organizar una visita para conocerse en persona. Si quisiera un certificado de penales, deberá pedírselo a la propia granny.

 

¿En su base de datos hay también mujeres de otros países?

En nuestra base de datos tenemos cada vez más mujeres de Inglaterra, Italia, España, entre  otros países, interesadas en una estancia como granny en Alemania o en otros países.

 

Más información:

Encontrará toda la información que necesite en nuestra página web. ¿Le quedan preguntas? Con mucho gusto le atenderemos por correo electrónico o por teléfono.